El envejecimiento saludable se construye en la infancia y en la madurez.

Creado el 2012-04-17 15:16:30 por Adriana Martínez Sans

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), una federación de once sociedades científicas que agrupan a 3.800 miembros, despliega varios frentes de actividad destinados a la mejora de la salud y los servicios de atención sanitaria de la población española. Su revista “Gaceta Sanitaria”, aborda el estado del debate científico de estas cuestiones en el amplio espectro de los intereses de las sociedades federadas (ver www.sespas.es), pero en ocasiones, como la presente, elabora un número monográfico dedicado a un tema de gran trascendencia como es el de la dependencia.

Estaba pendiente la creación de un cuerpo de información que reuniera investigaciones procedentes del campo de la demografía, la epidemiología, la salud pública, la gestión y la economía. Por ese motivo SESPAS ha decidido dedicar un monográfico de “Gaceta Sanitaria” a este objetivo que, bajo el título “Desafíos en la autonomía y la atención a la dependencia de la población mayor”, se presenta como estudio independiente hoy coincidiendo con la celebración del Consejo Territorial de la Dependencia en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Bajo la responsabilidad como editores de Juan Oliva, de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UCLM; María Victoria Zunzunegui, de la Universidad de Montréal; Pilar García Gómez, de Erasmus University; y Emilio Herrera, de Enterprising solutions for Health (EH), a lo largo de 19 capítulos, los 80 autores y autoras que han participado en la elaboración del Informe SESPAS sobre la dependencia, abordan una visión del progresivo envejecimiento de la población española y como en el año 2006 se aprueba una Ley de Dependencia que supone la creación del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia (SAAD), un hito que consideran de la misma trascendencia que la aprobación de la Ley General de Sanidad en 1986 y la constitución del Sistema Nacional de Salud (SNS), que constituyó la universalización de la asistencia sanitaria pública.

 

El informe establece que la condición biológica con que llegamos a la vejez depende en gran medida de las condiciones de vida en la infancia, de la posición socioeconómica y de los comportamientos saludables facilitados por la sociedad donde se vive y adoptados por el individuo. De forma que es totalmente previsible que a menores niveles de renta haya un mayor grado de dependencia y necesidades no cubiertas en la vejez y muy especialmente en las mujeres.

Uno de los trabajos contenidos en el monográfico hace una proyección del impacto presupuestario del SAAD en las próxima décadas y estima que en 2045 habrá en España cerca de 1,6 millones de personas beneficiarias del SAAD (0,6 millones de hombres y 1 millón de mujeres) y que su coste ascenderá a 41.926 millones de euros. Ello, desde su punto de vista, abre el debate sobre la manera más adecuada de financiar los servicios y prestaciones del SAAD para asegurar su sostenibilidad.

Asimismo, el informe aborda el beneficio social que proporcionan los cuidados informales (no profesionales, prestados habitualmente por familiares), estimándolo en cifras que oscilan entre los 25.000 y los 40.000 millones de euros si hubiera que pagarlos. Razón por la que los autores señalan que el abordaje integral de los cuidados de las personas dependientes exige incluir el papel y la atención a las necesidades de las personas cuidadoras y la red del cuidado familiar, y avanzar en su reconocimiento social.

El Informe SESPAS sobre la dependencia es accesible aquí.

Fuente: www.noticiasmedicas.es

Comentarios